Alt

Regreso al futuro

20/02/2018

Dejaron el instituto desmotivados, sintiendo que no recibían el apoyo necesario y sin resolver hacia donde encaminar su futuro. “Lo dejé porque no tenía ganas de estudiar nada ahí, pensando que lo que yo ya sabía iba a ser suficiente”, cuenta Lorenzo Echenique.

Según el último informe de empleo de la Comisión Europea, España está entre los países de la Unión Europea con peores resultados en abandono escolar prematuro, de jóvenes que ni estudian ni trabajan, y en riesgo de pobreza y exclusión. Un 20% de alumnos han dejado los estudios con una titulación inferior a la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y el 58% se encuentra en situación de desempleo. Cifras que duplican las tasas europeas.

“No me motivaba seguir. Pero en el centro Taleia de Fundación Adsis, me dieron una opción que me gustó. Le dieron luz a mi mundo”, añade Lorenzo. Él es uno de los jóvenes que forma parte del programa de Escuelas de Segunda Oportunidad (E2O) para jóvenes de 15 a 29 años que abandonaron los estudios prematuramente.

Volver a confiar en un futuro lleno de posibilidades. Ese es el objetivo que promueve y desarrolla este modelo pedagógico innovador, basado en una formación a través de itinerarios personalizados, un refuerzo en competencias básicas y laborales, experiencias prácticas de vinculación con el mundo empresarial y un apoyo en demandas sociales con especial atención a las personas más vulnerables.

“Aquí nos ayudan, nos dan una nueva oportunidad, nos ofrecen volver a pintar nuestro mundo, a ponernos las pilas y tener un futuro digno”, expresa Lorenzo, que después de una época de altibajos en su trayectoria escolar, ahora realiza el curso de cualificación de Formación Básica de Mecánica en el centro Taleia de Valencia.

Trabajo en red contra el estigma del ‘fracaso escolar’

Los programas de Segunda Oportunidad se recogen en el Plan de Implantación de la Garantía Juvenil en España, entre las medidas para mejorar la empleabilidad e incrementar las oportunidades laborales de aquellos jóvenes desempleados que abandonaron los estudios a una edad temprana.

La asociación de E2O reúne a las escuelas acreditadas y a los actores relevantes del sector empresarial, educativo, académico y social. Sus acciones siempre se desarrollan complementadas con las políticas nacionales, autonómicas y municipales, y refuerzan la cooperación a nivel euro-mediterráneo.

Fundación Adsis forma parte de las 16 entidades acreditadas en enero de 2018, siendo así miembro de la segunda red de escuelas de segunda oportunidad de Europa. El programa se lleva a cabo en cuatro de sus centros: FPB Adsis Donostia, FPB Adsis Gasteiz, FPB Getxo-Leioa y Centro de Jóvenes Taleia en Valencia.

Con un acompañamiento y una atención individualizada, los y las jóvenes reciben una respuesta adaptada a sus necesidades particulares, facilitándoles una visión más clara de cara a la construcción de su trayectoria personal y profesional; y desetiquetándoles del cliché de ‘fracaso escolar’ que socialmente se les impuso al dejar el instituto.

Alt

“Yo tenía mala fama en el instituto. Y los profesores no me apoyaban lo suficiente. Llegué hasta 4º de ESO sin hacer casi nada, sin ganas. Suspendí. Quería volver a estudiar, pero no en el instituto. Entonces conocí el centro Taleia. Cuando entré estaba un poco asustado, pero luego me fui desenvolviendo y vi que los profesores eran muy simpáticos y las clases muy productivas. Usan otro método que no está en el instituto y a mi me gusta mucho”, explica Ayoub Bourshal, que ahora se está preparando para la Prueba de Acceso a ciclos formativos de Grado Medio.

“Los educadores aquí en Taleia me han ayudado a autocontrolarme, a no aburrirme en clase y prestar atención, a llevarme bien con mis compañeros”, relata María Muñoz, que realiza un curso de preparación para el empleo después de haber finalizado el curso de cualificación de Formación Básica de Estética. “Dejé el instituto porque estaba ahí sin hacer nada, perdiendo el tiempo. Estuve meses en mi casa sin hacer nada. Vi que ese no era mi camino. Me hablaron de Taleia, vine y aquí tuve una segunda oportunidad. Me puse a estudiar otra vez y a hacer las cosas mejor de lo que las hacía”.

 El éxito educativo va más allá del rendimiento académico. El compromiso de los y las jóvenes con su propio futuro personal y profesional dependerá también de su vínculo emocional y afectivo con sus compañeros y compañeras, otros jóvenes y el profesorado. El programa E2O ofrece una nueva manera de vivir la escolaridad, que puede generar nuevas aspiraciones y expectativas que encaminen sus propósitos hacia un futuro prometedor.

Comparte: