Entrevistamos a Pablo y José Manuel, usuarios del Centro de Día Hedra

17/02/2012

Hedra es un proyecto de Fundación Adsis en Valencia para la integración social de personas que están o han estado en prisión o en tratamiento de drogodependencias. Hemos hablado con Pablo y con José Manuel, dos personas que conocen muy bien el Centro.  

Pablo vive en Xirivella (Valencia) y está a punto de cumplir 49 años (o los cuarentaytodos, como a él le gusta decirlo). Es usuario del Centro Hedra desde 1997. Y ahora se he hecho socio de la Fundación.

Pablo, ¿cómo conociste el Centro Hedra?
Con un amigo vimos un folleto donde decía que si teníamos alguna adicción nos podían echar un cable. Y fuimos. Era el año 1997.

¿Y qué te dijeron allí?
Que si yo quería, me podían ayudar. Yo, al principio, lo único que quería era un sitio para no estar todo el día en la calle sin hacer nada… Me apuntaron a un taller en el que montábamos unos juguetes y nos sacábamos un dinerillo. Luego fui participando en grupos de desarrollo, charlas personales con los educadores y fui aprendiendo a vivir sin drogas, a pensar en mi futuro, a establecer nuevas relaciones, etc.

¿Y qué fue lo que te convenció a seguir yendo durante tanto tiempo?
Es que en Hedra me lo dieron todo y siempre confiaron en mí. A veces desaparecía y no volvía, porque recaía. Se preocupaban por mí, me buscaban, me encontraban. Luego hubo una temporada que estuve en prisión y Julia [la educadora] me venía a ver casi cada día. La gente de Hedra siempre ha estado allí. Sabía que siempre podía volver. Y quería.

¿Y qué le dirías tú a una persona que se encuentra en la situación que tú estabas en 1997?
¡Qué vaya a Hedra! ¡Allí le ayudarán! La verdad es que ya he enviado a varios amigos. Lo que más nos cuesta es pedir ayuda y normalmente nos la pedimos entre nosotros, que somos mala ayuda. Ellos saben cómo ayudar.

Y ahora eres socio de la Fundación. ¿Y eso?
Un día estaba en Hedra, vi la revista de la Fundación y pedían el apoyo de la gente. Y no me lo pensé dos veces. Sé que colaboro con muy poco, ojalá pudiera hacerlo con mucho más. Es muy importante que existan sitios como Hedra y personas como las que allí hay. Creen en las personas y les dan una segunda, tercera y cuarta oportunidad. Y si sé que con mi dinero Hedra puede ayudar a más personas como yo, me siento muy feliz.

¿Un sueño?  Vivir en una casa en el campo

-------------------------------------------------------------------------

José Manuel entró en contacto con Hedra hace dos años y medio en prisión. Ahora que tiene la libertad condicional es él quien acude al centro cada día.

José Manuel, ¿cómo conociste el proyecto Hedra?
Los conocí cuando estaba recluso en Picassent. Me venían a ver dos tardes a la semana. Yo quería formar parte de su programa e hicieron lo imposible hasta que lo consiguieron.

¿Y por qué querías formar parte del programa Hedra? 
Me gustó la gente de Hedra desde el primer momento porqué están mucho por ti, pero sin agobiarte y sin tratarte como un chiquillo. Las personas que hemos tenido problemas con las drogas y hemos pasado por prisión no somos tontos. Sencillamente nos hemos equivocado y necesitamos que nos echen un cable.

¿Y qué haces en el proyecto?
Cuando estaba en prisión, una tarde a la semana la dedicábamos a preparar mi vida para cuando saliera y la otra tarde a talleres de risoterapia que, la verdad, me iban muy bien.

Ahora que ya estoy en la calle voy al centro cada día y hacemos de todo. El objetivo es volver a ser uno más en la sociedad: desarrollo de habilidades personales y sociales, sesiones con el psicólogo, sesiones específicas para evitar recaídas, formación básica (ofimática, etc.) y muchas horas dedicadas a la búsqueda de trabajo y preparacion de las entrevistas.

¿Y qué es lo que te motiva a ir cada día a Hedra?
Si quiero una vida normal debo ir cada día y seguir el programa. ¡Me queda mucho por aprender!

¿Un sueño?  Trabajar, estar al lado de mi familia, con mi mujer y mi hija.

--------------------------------------------------------------------------

Fundación Adsis y las personas privadas de libertad

El proyecto Hedra se enmarca en el programa de Privados de Libertad de Fundación Adsis que comenzó hace más de 20 años en Bizkaia con el proyecto Bestalde. Posteriormente se han ido sumando otros proyectos de modos distintos y en diferentes lugares: Valencia, Asturias, Salamanca, Barcelona y Canarias. Desde estas iniciativas atendemos a más de 660 personas dentro de prisión y con más de 360 fuera de ella, con un presupuesto de 638.694,43€. 

En la foto, José Manuel con micrófono en la mano y Pablo con los brazos abiertos.

Comparte: