Alt

El trabajo de acompañamiento a jóvenes se adapta a las circunstancias

09/04/2020

#FundaciónAdsisNoSePara

Mucho han cambiado los hábitos de todas las personas en las últimas cuatro semanas debido a la crisis provocada por el COVID-19. Ya no salimos a la calle, solo para hacer actividades esenciales, y hemos adaptado nuestra forma de estudiar, trabajar, comunicarnos…

En Fundación Adsis, como en el resto de entidades del Tercer Sector, también nos hemos adaptado a las circunstancias, para seguir acompañando a las personas, que hoy más que nunca, necesitan ese apoyo.

En la mayoría de nuestros centros la atención se está llevando a cabo de manera telemática, cubriendo las necesidades que puedan surgir. Los y las profesionales ahora se sirven de herramientas como la videollamadas, el seguimiento individualizado por teléfono y los recursos digitales para el aprendizaje y el ocio para llegar de la manera más efectiva a las personas que acompañamos. Pero también, en algunos casos, seguimos trabajando presencialmente, como es el caso de los hogares tutelados de Valladolid, donde conviven jóvenes, en algunos casos menores, que necesitan el respaldo de sus educadores y educadoras.

“Sí que se han modificado los turnos”, cuenta Aurora Corona, directora de Fundación Adsis en Valladolid. Ahora solo hay un profesional en cada uno de ellos, siempre tomando las medidas sanitarias correspondientes como es el uso de guantes y mascarilla. En estos pisos los y las jóvenes siguen su ritmo habitual de estudio y tareas, a las que hay que sumar algunas actividades más recreativas para llevar mejor el confinamiento, como es la meditación, el deporte, los juegos de cartas, etc.

El equipo de Valladolid comparte cómo viven estos días

También en Taleia, el centro de jóvenes de Fundación Adsis en Valencia, tanto los cursos como las actividades de ocio continúan su ritmo, en este caso, a través de internet. El acompañamiento se hace principalmente mediante llamadas telefónicas, que permiten saber cómo está cada joven, detectar sus necesidades (que en estos días son múltiples y diversas) y hacer un seguimiento siempre desde el apoyo y la atención individualizada.

Ahora las actividades se ajustan a los ritmos y las circunstancias, “ahora todo es adaptar y adaptar”, cuenta Álvaro Luz, educador del centro, que explica cómo una de las alumnas del módulo de Estética ha trasladado el salón de belleza al salón de su casa, donde ha podido maquillar a un familiar y grabarlo en vídeo, para así completar su ejercicio, que después será enviado para evaluación.

En este centro valenciano también se ha hecho un esfuerzo para mantener activo el ocio de los y las jóvenes. Para que, también en tiempos de confinamiento, sigan contando con un ocio saludable, ofreciéndoles todo tipo de materiales y recursos, como es el caso del blog que han creado, Taleia no se para, o el divertido noticiero Informativos Taleianos en Cuarentena.

Informativos Taleianos en Cuarentena, el informativo que ha creado el grupo de educadores para animar a los y las jóvenes

Algo en lo que coinciden los y las profesionales de los distintos centros de la fundación es que lo más importante del trabajo en este momento es el acompañamiento, tanto a los y las jóvenes con quienes trabajamos como a sus familias. El saber que cuentan con apoyo en una situación tan compleja.

“En algunos casos lo que más tienen es WhatsApp, o tienen datos muy escasos, a lo que hay nosotros nos adaptamos, siempre facilitando la cercanía, el que cuenten con nosotros, les llamamos, nos llaman. No solo nos centramos en las tareas y el refuerzo educativo, sino en el apoyo emocional”, comenta María Dolores Sánchez Domínguez, coordinadora del programa CaixaProinfancia que Fundación Adsis lleva a cabo en Canarias.

Todos nuestros esfuerzos están puestos en seguir junto a quienes más lo necesitan, pues hoy más que nunca, Fundación Adsis no se para.

Comparte: