Los jóvenes se marcan un gol al futuro

07/02/2018

Un jugador del equipo verde tiene la pelota. Corre cruzando el campo a toda velocidad. Se dispone a chutar el balón directo a la portería, alza el pie izquierdo mirando atento al balón. Viene un jugador del equipo contrario intentando detener la jugada y… ¡falta! El árbitro levanta la tarjeta amarilla acompañado de un silbido sentencioso. Quien pita la penalización es Macarena, una de las chicas que ha arbitrado en el séptimo campeonato de fútbol del proyecto ‘Arbitro mi futuro’ de Fundación Adsis.

Este mes de enero,  cuatro equipos conquistaron el césped, con 36 jugadores. No eran jugadores profesionales, no estaba en juego ningún reconocimiento deportivo, pero todos y todas participaron con entusiasmo y dejándose la piel para marcarse un gol. Un gol directo a su futuro, en busca de una oportunidad.

Los equipos los conformaban 8 jóvenes del proyecto, y 25 voluntarios y voluntarias de la empresa Amazon. Tener compañeros de juego de esta empresa innovadora resultó muy inspirador para los y las adolescentes, que se entregaron en cuerpo y alma en los partidos y arbitrando el campeonato.

“El torneo estuvo muy bien organizado y hubo muy bien ambiente, tanto por Fundación Adsis como por Amazon. Fue un día muy divertido y fue un placer pitarlo", cuenta Macarena Moyano, chica que ha hecho la formación con la entidad y arbitró uno de los partidos.

Los jóvenes participantes, menores de 25 años, han tenido dificultades al haber abandonado los estudios y no encontrar un empleo. El proyecto, que se desarrolla en Madrid, surge de la necesidad de ampliar sus oportunidades a través de la formación en arbitraje de fútbol.

Cursando una amplia formación, obtienen el título para poder arbitrar de manera oficial en partidos de fútbol. Al empoderamiento profesional se le suma el personal, adquiriendo un aprendizaje a través de los valores innatos en el deporte como el compañerismo, el respeto, la solidaridad, el trabajo en equipo o el esfuerzo. Cada patada al balón y cada pitada se transforman en nuevos conocimientos y en un paso más hacia su futuro.

Asimismo, el campeonato se traduce en una experiencia enriquecedora también para los voluntarios. El fútbol con los jóvenes les permite acercarse a sus realidades, fomentando un vínculo más allá de lo deportivo. Del mismo modo, permite conocer más a fondo el trabajo de la entidad y participar activamente a favor de una causa justa.

“Todos merecemos segundas oportunidades y gracias a fundaciones como Adsis, las personas las tienen. Me sentí genial participando y siendo partícipe con ellos”, explica Maria Teresa Lora Godino, voluntaria. “Compartir con los chicos y chicas de la fundación y con mis compañeros de Amazon una de mis grandes pasiones, el fútbol, fue una gran experiencia que sin duda volvería a repetir”, añade.

“Vivir una jornada de deporte con los compañeros fuera del trabajo, y divertirnos, nunca viene mal. Fortalece el vínculo de compañerismo”, cuenta Rubén Morata Carrasco, voluntario de Amazon. “La experiencia de ver que, aunque hizo frío, los chavales se lo pasaron genial jugando con nosotros, fue muy agradable. Se veía que lo valoraban. No se lo pusimos fácil, pero siempre iban con una sonrisa. Además, ayudarles animándoles a ver un futuro que podían ver difícil, a verlo con expectativas y ver que con esfuerzo, dedicación y voluntad, cualquier persona puede conseguir lo que quiera, te hace sentir importante. Ayudar a los demás siempre sienta bien”.

“Ha sido una experiencia para repetir, disfrutando de una mañana de deporte con mucho frío pero que, sin duda, valió la pena. Dar las gracias a todos los compañeros de Amazon que asistieron, y especial agradecimiento a la Fundación Adsis que consiguió que fuera posible”, relata Nur Nakdali Kassab, voluntario que también participó en el campeonato.

Una experiencia inolvidable para todos, compartida en un campeonato donde el trofeo es solamente un símbolo, y dónde el premio es jugar para alcanzar un nuevo reto de futuro.

Fotografías: Jotxo Cáceres

Comparte: