Entrevista a Tigrane Seydoux, CEO fundador del Grupo Big Mamma

16/02/2022
Hablamos con Tigrane Seydoux, CEO fundador del grupo de restauración Big Mamma, que hace balance de la colaboración con Fundación Adsis gracias a la cual jóvenes vulnerables tienen oportunidades de formación y empleo en Madrid. También nos ha dado algunas de las claves que han hecho posible que, a día de hoy, esta alianza que comenzó en septiembre de 2020, sea tan fructífera y exitosa. 
 
Esther: Tigrane cuéntanos cuál es el balance que desde Big Mamma hacéis tras más de un año de colaboración con Fundación Adsis teniendo en cuenta los diferentes enfoques de esta colaboración: formación, inserción laboral, etc., en un año en el que además se han vivido circunstancias muy complejas a causa de la pandemia… 
 
Tigrane: Desde que creamos Big Mamma teníamos claro que uno de nuestros principales objetivos era darnos cuenta de que cada día representa una oportunidad para mejorar la calidad de nuestros productos, el impacto en el planeta, y la formación. O simplemente el deseo de hacer las cosas un poco mejor. Trabajamos diariamente para actuar de forma correcta a través de muchas pequeñas acciones, y una de ellas es colaborar con Fundación Adsis. Es verdad que llegamos en un momento complicado, pero no por ello queríamos dejar de hacer las cosas bien. Estamos muy orgullosos de saber que a día de hoy hemos recaudado más de 34.000 euros que hemos invertido en la formación de jóvenes que se encuentran en situaciones vulnerables. Pero no solo eso, también es importante formar a nuestro equipo sobre los valores de Fundación Adsis y hacerle entender el impacto positivo que podemos tener en vuestro trabajo. Además, confiamos plenamente en la inserción laboral y por ello apostamos también por perfiles de jóvenes de la fundación para que con esfuerzo se conviertan en grandes profesionales.
  

Esther: ¿Por qué decidisteis colaborar con una entidad como Fundación Adsis? 

Tigrane: Dentro del grupo Big Mamma la media de edad está en torno a los 24 años. Somos un gran grupo joven, motivado y con ganas de seguir creciendo y ofreciendo las mejores experiencias a nuestros clientes. En Fundación Adsis vimos rápidamente ese link, ya que teníamos la oportunidad de ayudar a personas jóvenes, de nuestra misma edad, que por situaciones sociales no han tenido las mismas oportunidades que nosotros, pero que nosotros se las podíamos ofrecer.  

Esther: ¿Qué destacarías de los jóvenes con los que trabaja Fundación Adsis? ¿Qué ofrece un grupo como Big Mamma a jóvenes que quieran trabajar, que necesitan oportunidades laborales y que se encuentran atravesando momentos complejos? 

Tigrane: Cada persona que entra a trabajar en nuestros restaurantes es igual para nosotros, no hay discriminaciones ni distinciones. Valoramos mucho la pasión y la determinación del trabajo de cada persona para que podamos seguir creciendo juntos. Somos una gran familia, nos ayudamos los unos a los otros porque tenemos claro que queremos obtener un objetivo común. Destacaría de los y las jóvenes de Fundación Adsis las ganas que tienen de aprender y de seguir creciendo con nosotros.

Esther: ¿Por qué crees que es importante implicar a la plantilla de Big Mamma (que denomináis “la squadra”) para que los clientes puedan colaborar en proyectos sociales que signifiquen mejorar y transformar la vida de las personas, en este caso de jóvenes de Fundación Adsis? ¿Qué significado tiene exactamente para vosotros el eslogan “we want to change people’s life with pizza”?  

Tigrane: Si nuestra squadra no conoce los ingredientes o el proceso de elaboración de nuestra pizza es muy difícil que pueda ofrecérsela a nuestros clientes. Lo mismo sucede con su implicación con la Fundación. Tienen que saber el trabajo que hay detrás, conocer de primera mano el funcionamiento, las personas que trabajan en ella, para estar más sensibilizados y podérselo transmitir mejor a cada cliente que entre en Bel Mondo o en Villa Capri. El claim “We want to change people’s lives with pizza” lo entendemos como una manera de expresar que a través de nuestro trabajo podemos dar pequeños pasos que pueden cambiar la vida de las personas, ya sea a través de la colaboración con Fundación Adsis, hasta la promoción interna de nuestro personal.   

Alt

Esther: El grupo Big Mamma aterrizó en Madrid en septiembre de 2020. Primero fue la trattoria Bel Mondo, un place to be, y una auténtica revolución en Madrid, después Napoli Gang, referente de comida italiana a domicilio, y por último en junio abrió sus puertas el restaurante Villa Capri, un viaje a esta región y sobre todo al mar. Cuéntanos lo más característico de cada uno de estos restaurantes y la conexión con Fundación Adsis 

Tigrane: Cada proyecto tiene su propia alma y su propia squadra. Con Bel Mondo queríamos transportar a nuestros clientes a la casa de un joven situada cerca del Lago de Como rodeado de 20.000 vinilos. Villa Capri, en cambio, está inspirado en la Costa Amalfitana y sus preciosas vistas al mar. Para adaptarnos a las situaciones del COVID lanzamos nuestro servicio a domicilio Napoli Gang, una cocina auténtica italiana, con el objetivo de repartir pizzas de calidad a domicilio. Cada proyecto tiene una conexión especial con Fundación Adsis, ya sea a través de la búsqueda de perfiles laborales para diferentes posiciones vacantes, o a través de la donación voluntaria de 0,10 euros que realizan los clientes en cada restaurante.  

Alt
Alt
Alt

Esther: ¿Cuáles son los valores que según tú unen a Big Mamma y a Fundación Adsis y que han hecho que la colaboración sea tan fructífera? ¿Qué importancia presta el grupo Big Mamma a la RSC y al enfoque social que deben de tener los negocios?  

Tigrane: En Big Mamma compartimos cuatro valores muy sólidos: emprendimiento, excelencia, autenticidad y meritocracia. Trabajamos junto con Fundación Adsis para enfatizarlos. La misión de Fundación Adsis es ayudar a las personas a tener una vida mejor y eso es también lo que tratamos de hacer nosotros a nuestro nivel. Nuestro lema “cambiar la vida de las personas con pizza”, significa que conseguimos un impacto positivo en la vida de nuestros empleados y empleadas y de nuestros clientes y proveedores.  

Ser un grupo B-Corp, es decir considerar el bienestar social y el medio ambiente, nos ayuda a integrar la responsabilidad social corporativa en cada una de nuestras acciones y decisiones. Desde 2020, nuestra nota B-Corp ha sido uno de los objetivos del grupo y lo usamos como pauta para incorporar la RSE en el corazón de nuestro negocio. Este año hemos vuelto a recibir el certificado B-Corp.  

Trabajar con Fundación Adsis desde nuestra apertura en España nos ha ayudado a poner en acción nuestra ambición social a nivel local aquí en Madrid.  

Esther: En Fundación Adsis nos centramos en las personas, creemos en ellas y en su potencialidad. ¿Qué importancia tienen las personas para el grupo Big Mamma?  

Tigrane: Sin las personas este proyecto no sería posible. Poner en valor a cada una de las personas que forman parte del grupo Big Mamma es donde radica nuestro éxito, por eso uno de nuestros principales valores es la meritocracia. Desde la persona que trabaja de cara al público hasta la que está detrás de las cocinas o en el almacén cada una aporta un valor añadido, y sin cada una de ellas el funcionamiento no sería posible. Es una cadena que se alimenta para que todo funcione correctamente. No hay duda que los éxitos se consiguen gracias a la gran familia que tenemos detrás y al esfuerzo y pasión que cada persona añade a Big Mamma.  

Esther: ¿Cómo vislumbras la colaboración en este año que acabamos de comenzar?  

Tigrane: Esperamos seguir creciendo de vuestra mano, y continuar aportando nuestro granito de arena para ayudar a jóvenes que lo necesitan. Estamos seguros de que en el futuro surgirán muchísimas sinergias que nos permitirán seguir de la mano para construir un mundo un poquito mejor. 

Comparte: