Entrevistas a toque de silbato

15/01/2018

Gaby se muerde el labio asomando la cabeza por la ventana que deja ver la sala; Gustavo revisa que su camisa luzca bien; mientras, Ayoub entrecruza los dedos y da golpecitos constantes contra la alfombra con su pie izquierdo. Están nerviosos. Es la primera vez que van a sentarse, frente a frente, con un responsable de Recursos Humanos para conseguir un trabajo.

En realidad, es una simulación. Se trata de una actividad en la que, a ritmo de cronómetro y silbato, irán rotando de silla en silla para realizar entrevistas express con distintas personas de empresa. Los entrevistadores son voluntarios corporativos que ofrecen su tiempo y su profesionalidad de manera altruista para dar apoyo a estos jóvenes en un momento crucial en su trayectoria vital y profesional.

Llega la hora de la verdad, o del entreno. Los jóvenes acaban de finalizar una Formación a Medida de Cocina con el grupo Sagardi, un curso del Punto Formativo Incorpora de Obra Social La Caixa. Ahora, se sienten preparados y motivados para dar un paso hacia el mundo laboral. Pero, “¿cómo debo saludar cuando llegue?”, “¿sonrío o mejor me quedo en plan serio?”, “¿me quito la chaqueta o me la dejo puesta?”, son algunas de las preguntas que resuenan en sus mentes. La dinámica del Speed Dating laboral les ayuda a resolver sus dudas y a enfrentarse a una situación de entrevista previa para poder entrenar y sentirse más seguros de sí mismos.

“Después de este Speed Dating me siento más preparado para ir a entrevistas en empresas”, cuenta Junior. “Al principio estaba más nervioso, pero luego vas haciendo entrevistas y cada vez es más fácil y aprendes más”, añade Gustavo.

La sesión contó con la colaboración de la Fundación Quiero Trabajo, que contactó con varias personas voluntarias de empresa que dinamizaron el ejercicio.  “Ver cómo ellos se quieren comer el mundo con sus 18 años es alucinante”, afirma Eva Aguilar, coach y estilista personal. “Ha sido muy enriquecedor. También ha sido una experiencia para mí, que nunca había hecho un Speed Dating laboral, y ha resultado muy interesante y recomendable para cualquier empresario que quiera vivir esta experiencia y ayudar a los demás”, explica Manuel Colmenero, director de Ocio Vital.

Después de la ronda de entrevistas, entrevistadores y entrevistados se reencontraron juntos para comentar sus intervenciones. Un espacio que dio cabida a consejos, valoraciones y pautas útiles para mejorar su carta de presentación ante su futura primera entrevista profesional.

Un asesoramiento que todos los jóvenes agradecieron y se llevaron a sus casas con la seguridad de estar preparados para afrontar un nuevo reto laboral.

Comparte: