Alt

IKEA eta Adsis Fundazioa elkarlanean ari dira Nafarroako gazte kalteberenentzako etxeak sortzeko

05/11/2021

COVID-19ak eragindako osasun-krisiak eragin handia izan du gazteen bizitzan, bereziki ahulenen bizitzan, desberdintasunak areagotuz, helduaroan aurre egin behar dieten zailtasunak areagotuz eta lehendik dagoen arrakala gehiago irekiz. Errealitate horren jakitun eta konpainiak aukera-berdintasuna sustatzeko duen asmoaren barruan, IKEA Iruñeak lankidetza-hitzarmen bat sinatu du Santa Lucía - Adsis Fundazioarekin, kalteberatasun-egoeran dauden gazteei benetako etxeak sortzen laguntzeko.


15.000 euroko aurrekontuarekin, altzariak emateko, egonaldiak egokitzeko eta dekorazio-proiektuak egiteko, lankidetza horrek Santa Lucía - Adsis Fundazioak Iruñean kudeatzen dituen pisuetako bi eraldatu ditu, arriskuan dauden gazteei bizitoki-alternatiba bat emateko. 

Behar bakoitzari egokitutako irtenbideak

Lehenengo etxebizitzan, familia gazte bat eta haur txiki bat bizi dira, arrisku-egoeran daude eta aldi baterako egoitza-baliabide bat behar dute. Haien bizitza berreraikitzen laguntzeko, pisua egokitu da espazio erosoago bat sortzeko, biltegiratzeko gaitasuna handituz eta etxeko txikienarentzako irtenbideak sartuz.

Bigarren pisu egokitua helduarorako trantsiziorako pentsatutako apartamentu bat da. Bertan 18 eta 21 urte bitarteko hiru gazte bizi dira. Bertan, etxebizitzako egonaldi guztiak hobetu dira, erosoagoa eta antolatuagoa izan dadin.

"En mi tiempo libre voy al gimnasio y a natación. Me gusta ver vídeos en Twitch y YouTube. El piso me está aportando más independencia, coger seguridad en mí mismo que antes no tenía, para que cuando llegue el momento de irme de aquí tener esa seguridad de que las cosas van a ir bien. También estoy aprendiendo qué cosas tengo que tener en cuenta cuando tomo una decisión. Mis planes de futuro son sacarme el título de videojuegos, trabajar para una empresa de videojuegos, ganar mi propio sueldo y tener mi propia casa", comenta uno de los jóvenes de 20 años que convive en una de estas viviendas.

“El estar aquí es una gran oportunidad, ya que nos ayuda a despreocuparnos un poco y centrarnos en los estudios y el trabajo, y así poder tener algo para un futuro. Yo hoy en día estoy estudiando por la mañana y trabajo por las tardes de manera eventual", señala una joven de 21 años que vive en uno de los pisos acondicionados.

Nafarroan, Santa Lucía - Adsis Fundazioak ehun etxebizitza inguru kudeatzen ditu, bazterketa-arriskuan dauden pertsonentzat. Helduarora igarotzeko zerbitzuaren kasuan, familia-laguntzarik gabeko 18 eta 23 urte bitarteko gazteei etxebizitza bat eskaintzen zaie, gazte horietako bakoitzak garapen integrala eta bizitza autonomo eta independentea izan dezan lortzeko. Ardura eta autonomia progresiboko giroa bultzatuko duen espazio bat eskaintzea da helburua, independentzia handia eskainiz.

Santa Lucía - Adsis Fundazioaren programa honetan parte hartzen duten gazteen profila honako hau da: 18-23 urte bitarteko gazteak, hainbat arrazoi eta zirkunstantzia familiar edo ekonomikorengatik familiaren etxebizitza utzi behar izan dutenak eta bakarrik daudenak helduarorako trantsizio-une honetan.

"Desde nuestro propósito como compañía, en IKEA estamos trabajando para hacer realidad el derecho que todos tenemos a tener un verdadero hogar. Somos conscientes de que la crisis sanitaria ha venido a agravar enormemente la situación, ya complicada, de muchos jóvenes que se encontraban en una situación de vulneración. Con esta colaboración con la Santa Lucía - Adsis hemos querido ayudar a construir un hogar seguro a aquellos jóvenes que lo tienen más difícil, para que puedan crecer de manera autónoma y desarrollar sus sueños. Se trata de un proyecto ilusionante para nosotros, porque nos está permitiendo contribuir a que estos jóvenes tengan un lugar al que llamar hogar desde el que mirar al futuro con esperanza“, explica Román Blanco, director de la tienda de IKEA Pamplona.

“En 2013 nos propusimos poner en marcha esta iniciativa con la que por entonces queríamos dar respuesta a la situación de jóvenes que, con 18 años, al terminar un proceso de tutela por parte de la Administración Pública, se encontraban solas o solos sin un lugar donde vivir con dignidad en estos años tan importantes en la vida de cualquier persona. La colaboración con IKEA (¡menudos profesionales!), ha venido a reforzar la idea que hemos tenido desde un principio de ofrecer una vivienda a la que puedan llamar hogar. El detalle y el gusto en el proyecto de decoración, así como la instalación y montaje del mobiliario ha supuesto despertar en los chicos y chicas que viven en los pisos su capacidad de asombro, así como a fortalecer el sentimiento de que no están solos”, explica Gilberto Padrón, director de Fundación Santa Lucía - Adsis.

Comparte: