Objetivos cumplidos

13/04/2018

Katerin abre el portón del centro del Casc Antic, en Barcelona. Ha cruzado esa puerta miles de veces, pero nunca lo había hecho con tanta convicción. Ha pasado de visita. Ayer fue su último día de prácticas y viene a dar la noticia de su nuevo contrato laboral. La recibe Karmele, una de sus personas referentes en Fundación Adsis, que la ha acompañado en su trayectoria personal y escolar a lo largo de más de 4 años.

“Llegué a Fundación Adsis gracias a un amigo. Le había comentado que estaba buscando un lugar para progresar con los estudios porque tenía problemas. Al llegar fue una sorpresa para mí. Nunca imaginé que me recibirían con los brazos abiertos, como si me conocieran de toda la vida. Fue como un segundo hogar para mí, porque me daban apoyo académico y personal”, explica Katerin con satisfacción y orgullosa de todo el esfuerzo.

“Estuve 4 años, me saqué la ESO y luego el Grado Medio para Auxiliar de Enfermería. Y todo gracias a los monitores y su apoyo moral, y a los voluntarios y su ayuda académica. Están siempre ahí. Hace poco acabé las prácticas de Auxiliar de Enfermería en el hospital de la Vall d’Hebron. Trabajé en varios sitios. Antes estaba en residencias y ahora estoy trabajando de auxiliar todas las mañanas para una empresa de atención domiciliaria a personas mayores llamada Suara. Hoy en día, a mis 24 años, después de un largo proceso, por fin puedo decir que tengo el título, que soy Auxiliar de Enfermería”, reafirma con una amplia sonrisa.

Katerin ha llegado a su meta, pero sigue adelante con nuevos retos y propósitos. Con un impulso imparable para seguir aprendiendo y encontrar la mejor opción para su futuro.

“Yo empecé a estudiar en apoyo escolar con Fundación Adsis a los 16 años. Ahora me planteo estudiar Atención Sanitaria, un grado superior o un grado medio. Tengo clara mi visión de futuro”, apunta con seguridad. “Estoy muy agradecida a Fundación Adsis por haberme ayudado a llegar hasta aquí. Me han enseñado a ser perseverante, porque siempre están ahí, dándote apoyo y mostrándote los caminos que puedes seguir. Gracias a su apoyo he podido presentar mi currículum a varias empresas hasta conseguir mi trabajo actual. Me facilitaron muchos recursos”.

Como Katerin, muchas y muchos jóvenes buscan una trayectoria a la que agarrarse, sin miedo, contando con el apoyo de alguien que facilite ese proceso lleno de desafíos y dejando atrás las inseguridades. Desde Fundación Adsis se les brinda esa mano, acercándoles opciones que se ajusten a sus propósitos hasta encontrar el objetivo al que dirigirse. A partir de ahí empieza la aventura, la constancia de estudiar con ganas y esfuerzo, de tantear las salidas laborales y adentrarse al mundo empresarial hasta encontrar el lugar dónde querer seguir creciendo. Toda una lucha personal y profesional que culmina con un final abierto, pero con la seguridad de saber cómo seguir adelante con sus motivaciones.

Comparte: